Pablo's _IMG_0263

Delegada Presidencial entregó informe sobre Reconstrucción

En el marco de “#ReCONVERSATORIO”, actividad organizada por biobioproyecta, Paula Forttes se reunió con diversos agentes relevantes en el ámbito de la reconstrucción incluidos representantes de las comunas más afectadas.

Paula Forttes –Delegada Nacional para la Reconstrucción- visitó la ciudad para entregar diagnóstico gubernamental sobre este proceso aún no resuelto.

Uno de los puntos más sorpresivos que arroja el diagnóstico es que no se puede saber ni probablemente se sabrá con exactitud cuántos damnificados dejó el 27F.

La autoridad, entre otras cosas, señaló que hablar de cifras si bien es injusto, es esencial para avanzar aludiendo a que, a nivel internacional, se estima que reparar el 100% luego de una catástrofe como la que se vivió en febrero de 2010 no tarda menos de ocho años.
“La gran lección del gobierno es que se debe avanzar, estos no son trofeos de guerra”, indicó y agregó que hablar de política de reconstrucción no se traduce solamente a vivienda.

El informe diagnóstico
El “Informe diagnóstico estado de la Reconstrucción. Terremoto y Tsunami 27 de febrero de 2010” es un documento de casi 300 páginas , llevó cerca de tres de meses de trabajo, estuvo a cargo de la Delegación Nacional para la Reconstrucción, encabezada por Paula Forttes (asistente social y ex directora del Servicio Nacional del Adulto Mayor-Senama) durante el primer gobierno de la mandataria- y forma parte de las medidas impulsadas por su actual gobierno en temas de Reconstrucción.

Pablo's _IMG_0261

Este documento ha sido destacado oficialmente por considerar que estrena una nueva tecnología de trabajo al incluir en su elaboración a entidades que han trabajado durante estos más de cuatro años, fuera del margen gubernamental, como organismos y entidades privadas e independientes, entre las que estuvo biobioproyecta.

“Nos atrevemos a asegurar que para que un proceso de intervención territorial sea exitoso, se deben considerar como elementos constantes la participación comunitaria, la transparencia, eficiencia, descentralización, sostenibilidad e integralidad.” Paula Forttes

Incluye conclusiones relevantes en materia de registro, participación y planificación y está basado en estándares de evaluación provienentes de disposiciones de la Carta Internacional de los Derechos Humanos, integrada por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y sus respectivos protocolos.

Sin duda la realización de este tipo de diagnóstico tiene mérito por sí mismo y que cuente además con estos parámetros lo transforma en una instancia consultiva en relación a la realidad del proceso.
Aspecto destacados del diagnóstico son que el evento de 2010, afecto a un 75% de la población nacional, es decir, era y es un problema país, dispuesto para los aprendizajes y para mejorar la reacción y planificación del Estado ante nuevas catástrofes.

Hallazgos y aprendizajes
Uno de los puntos más sorpresivos que arroja el diagnóstico es que no se puede saber ni probablemente se sabrá con exactitud cuántos damnificados dejó el 27F ni tampoco sus características.
La dispersión y desvinculación entre los registros creados con fines operativos no logran identificar, dimensionar e identificar a la población afectada bajo un idioma común entre los diferentes estamentos del Estado.
Así mismo, cada instrumento de registro presenta diferencias cuando se observan los datos en un mismo momento en un nivel central, regional y local, lo cual dificulta o amenaza la confiabilidad de la información.

Pablo's _IMG_0262
Ante ello, relevante es lo que indicó Sergio Baeriswyl durante la actividad #ReCONVERSATORIO al indicar que el proceso de reconstrucción fue improvisado y actuado con velocidad pero no con precisión. Lo que se refleja en la debilidad de los registros que anuncia el diagnóstico y la utilización cuantitativa y mediática de los números en su momento.

Mujeres, las más afectadas en el desastre
El informe además realiza una distinción especial a las mujeres, catalogándolas como los “rostros de la reconstrucción” pues ante los eventuales desastres y la gestión del riesgo, son ellas quienes resultan mayormente impactadas por la crisis pero al mismo tiempo son claves en la recuperación del país.
Las experiencias alrededor del mundo reiteran la doble condición de las mujeres ante un desastre: por una parte, mayor vulnerabilidad, y por otra, gran capacidad de salir adelante y de movilizar a la comunidad.
Las mujeres son las primeras en dar respuesta, por lo tanto de vital importancia y en ningún caso víctimas pasivas. Entender esto es clave pues no posible entonces pensar una reconstrucción sostenible sin la participación activa de las mujeres.
No obstante, son varios los datos del informe los que demuestran el muy bajo desempeño que tuvieron las instituciones ligadas a la mujer durante todo el proceso, reiterando la excesiva sectorización con que se actuó.

Una denuncia reiterada fue la deficiencia en la información, donde sólo mediante la Ley de Trasparencia era posible conocer aspectos o informes que deberían haber sido parte integral del diálogo con las comunidades afectadas.
Esto evidenció la urgente necesidad de resistituir el derecho a la información en cuanto a situaciones tan urgentes como la solución habitacional.
En este sentido, es inaceptable que aún no se cuente con datos claros, estados de avance, ni siquiera a la instancia o ente público encargado de resolver.
Un problema transversal que arroja el diagnóstico y en el que coinciden diversas autoridades es que la participación fue precaria, eludida y en el mejor de las casos consultiva.
Lo que sigue ahora son las propuestas de los planes de trabajo, programas y recursos que permitan dar un cierre -dentro de lo posible- a la reconstrucción en el país.
Ante ello, nos atrevemos a asegurar que para que un proceso de intervención territorial sea exitoso, se deben considerar como elementos constantes la participación comunitaria, la transparencia, eficiencia, descentralización, sostenibilidad e integralidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>